El pasado 14 de noviembre inició sus actividades la Unidad Sanatorial APROSS, Hospital Raúl A. Ferreyra, luego de ser entregado oficialmente el 14 de setiembre el edificio que contiene a este nuevo emprendimiento. Desde entonces, se trabajó arduamente en etapas hasta contar con 124 camas de dotación total, de las cuales nueve pertenecen a la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos, seis a la Unidad de Cuidados Cardio-Coronarios, siete a la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica, dieciséis a la Unidad de Neonatología (más dos camas junto a UTI-Neo); quedando las restantes ochenta y cuatro en el internado
general, distribuidas en tres unidades.

La Unidad Sanatorial posee también cuatro camas frías en el sector de Guardia Externa, un Hospital de Día para pacientes oncológicos y sala de recuperación de Cirugía Ambulatoria.

El área quirúrgica está compuesta por cuatro quirófanos amplios y muy bien desarrollados (contando actualmente con dos de ellos en pleno funcionamiento), sector de pre-anestesia y sala de recuperación anestésica; un área obstétrica dotada de dos salas de partos, sector de reanimación bien diferenciado y dos
boxes para pre-parto inminente.

Los consultorios externos, treinta en total, se encuentran distribuidos en los pabellones De las Hermanas y Garzón, que permiten la atención de una importante cantidad de especialidades, con especial dedicación a la Clínica Médica y Pediatría de demanda espontánea. Los Servicios de Traumatología, Onco-Hematología, Gastroenterología, cuentan con espacios especiales para la realización de procedimientos invasivos y semi-invasivos, lo mismo que el Servicio de
Patología y Hemoterapia.

Para la solicitud de turnos programados, nuestros pacientes pueden comunicarse con el Call Center al 4475799 en el horario de 08:00 a 18:00 hs.

El Departamento de Diagnóstico por Imágenes cuenta con equipos convencionales de radiología, tomógrafos, ecógrafos y de medicina nuclear apropiados
a los requerimientos e intensidad de uso durante las 24 horas. El laboratorio, totalmente equipado para la realización de todas las complejidades requeridas,
tanto en ambulatorio como en internado, funciona también de manera ininterrumpida.

En cuanto a los recursos humanos, con pleno funcionamiento, el Hospital Raúl Ferreyra tendrá una dotación total de personal de trescientos agentes y
doscientos profesionales, con asistencia de 24 horas y atención de las principales especialidades médicas, quedando algunas prestaciones de la alta complejidad, con poca incidencia y sofisticada tecnología para realizar en el Hospital Privado.

Reseña histórica

Los sectores más antiguos del edificio datan de la década de 1930, con un pabellón construido en los años 60 (Rodríguez del Busto), y otro más reciente en
los 90 (España); su concepción es “pabellonal” como los viejos hospitales europeos que acompañaron a la escuela médica francesa, característica de nuestra
Facultad de Medicina de Córdoba de buena parte del siglo XX. Se desempeñaron en aquel Hospital Español los principales referentes de la medicina de entonces, entre aquellos, nuestros fundadores Agustín Caeiro, Manuel Albarenque, Raúl Mothe y tantos otros.

A comienzos de la década del 90, problemas de distinto tipo obligaron a la intervención del Hospital Español y, años más tarde, a su quiebra. Ya en los comienzos del nuevo siglo, una empresa de capitales foráneos adquirió los derechos de explotación; con igual suerte que las administraciones más anteriores,
promediando 2008 debió cerrar sus puertas empujada por los mismos inconvenientes de siempre.

Poco tiempo después, el Gobierno de la Provincia expropió el derecho de uso de las instalaciones, lo entregó al APROSS para su puesta en valor y explotación, destinando su uso a la atención integral de sus beneficiarios.

El Ministerio de Salud y el APROSS resolvieron tercerizar la explotación, inaugurando de esa manera una tendencia creciente en países de la región. Mediante un prolongado y agotador proceso de selección de prestadores locales, obtuvimos la titularidad que hoy nos convoca.